El área de Cultura y Deporte estima en mas de 2 millones las ayudas dirigidas a los autónomos


El Departamento de Cultura y Deporte calcula que las ayudas aprobadas en el último Decreto Ley Foral dirigidas
a los autónomos podrían suponer hasta 2 millones de euros para los y las profesionales del sector. Tras la
declaración del estado de alarma, que ha obligado al cierre de todas las dotaciones culturales y deportivas y a
la no celebración de actividades, la consejera Esnaola está manteniendo reuniones con agentes de los dos
ámbitos para conocer de primera mano las afecciones  que supone, y para intercambiar propuestas e iniciativas.
Además, durante la Conferencia Sectorial de Cultura celebrada esta mañana, ha trasladado al ministerio una
serie de iniciativas encaminadas a paliar las consecuencias de la crisis y al fortalecimiento profesional del sector.
El Gobierno de Navarra por su parte, ha adoptado medidas urgentes de carácter fiscal y económico con
repercusión en el sector que van a servir para atender este primer escenario en el que no hay actividad cultural
ni deportiva, y en el que se han tenido que paralizar todo tipo de proyectos y eventos.

Así, los trabajadoras y trabajadores autónomos contarán con una ayuda de 2.200 euros en el caso de que se
les haya reconocido el cese de actividad a raíz de la declaración del estado de alarma y por tanto del cierre
de equipamientos culturales y deportivos y de suspensión de actividades.

Además, se ha aprobado otra ayuda que puede ser de 700 u 800 euros en función de los ingresos de la
unidad familiar, para aquellos trabajadores autónomos que acrediten que su facturación se haya visto
reducida en al menos un 30 por ciento en relación con el promedio de facturación del semestre anterior.

La consejera de Cultura y Deporte, Rebeca Esnaola, a través de video conferencias, ha mantenido hasta
ahora una veintena de encuentros con agentes del sector cultural en el que han participado 50 personas en
representación de campos diversos como entidades y profesionales de las artes escénicas, de la producción
y exhibición audiovisual, componentes de la Plataforma del Libro, gestores culturales y de exposiciones
museográficas, o empresas de restauración del patrimonio.

Estas reuniones, que siguen abiertas y que se ampliarán con la participación de más representantes, han
servido para el intercambio de información sobre la afección de la crisis provocada por la COVID-19 y para el
análisis de propuestas que se concretarán en medidas a adoptar a partir del periodo de desescalada. El
departamento informa puntualmente a los agentes que ejercen de interlocutores en estos encuentros de las
medidas en materia fiscal, financiera y laboral que aprueban tanto el Gobierno de España como el de
Navarra y ha habilitado un contacto directo para resolver las dudas que les puedan surgir.

El sector cultural se enfrenta a una gran incertidumbre al desconocerse cuándo y de qué manera se podrán
efectuar de nuevo actividades y se reabrirán los diferentes espacios y dotaciones culturales. Para esta
segunda fase, en coordinación con las directrices que vaya marcando los responsables sanitarios, el
Departamento, con la colaboración de los agentes culturales, ya planifica y trabaja en la adopción de
medidas para ese próximo escenario.

Así, los programas culturales que organiza la Dirección General de Cultura se mantendrán dentro del periodo
estival, siguiendo las indicaciones sanitarias que se establezcan, readaptando la programación en función
de las medidas de distanciamiento social que se vayan adoptando, con la intención de incluir a más
creadores, artistas y compañías navarras, y con la posibilidad de modificar las fechas inicialmente previstas
como en el caso de Kultur que se desarrollará en los meses de julio y septiembre en lugar de comenzar en
junio como venía siendo habitual. Se considera que estos programas como Landarte, el Festival de Olite, el
Ciclo de Órgano, la Semana de Música Antigua de Estella, o Kultur fortalecen el tejido cultural de la
Comunidad Foral y contribuyen a la vertebración de la misma al desarrollarse en múltiples poblaciones de
diferentes tamaños.

En cuanto a las convocatorias de subvenciones en el ámbito cultural, se están ajustando las bases de las
correspondientes a este año para tener más en cuenta los procesos de generación, creación y pre
producción de proyectos en lugar de otras fases como la exhibición, la puesta en escena o el rodaje dadas
las previsibles dificultades para poder desarrollar estas tareas.

Una parte de las acciones del departamento se está desarrollando en colaboración con otros organismos y
administraciones públicas. Se incluye en este trabajo la firma, en próximas fechas, de un convenio con el
Gobierno de Aragón, para la promoción del patrimonio y el intercambio de acciones culturales entre ambas
comunidades autónomas.

Del mismo modo, y de la mano de otros departamentos, se fomenta que la cultura sea tenida en cuenta en
nuevas iniciativas para unir el patrimonio, el turismo y el paisaje como generadores de desarrollo local.

El departamento está diseñando un paquete de medidas específicas, en colaboración con el Departamento
de Hacienda y en función de las directrices sanitarias, que recoge propuestas trasladadas por los agentes
como campañas de comunicativas para la recuperación de hábitos y demandas culturales por parte de la
ciudadanía; campañas para la revitalización del mecenazgo cultural; o la aplicación de bonos culturales para
favorecer la adquisición de bienes como libros o música, o para el acceso a actividades y espectáculos
como conciertos, obras de teatro, museos, exposiciones, o monumentos del patrimonio.

La consejera Esnaola, ha participado este jueves en la reunión de la Conferencia Sectorial de Cultura
convocada por el Ministerio en la que ha trasladado al ministro Rodríguez Uribes, además de las medidas
adoptadas en Navarra, una serie de propuestas para reducir el impacto económico provocado por la crisis y
para el fortalecimiento de los profesionales del sector.

Así, se ha sumado al Pacto de Estado por la Cultura que la planteado el ministerio teniendo en cuenta que ha
de haber concreciones para que no se quede en algo más que una declaración de intenciones.

Además, ha planteado que la cultura debe ser un eje transversal que debe trabajar junto con ámbitos y
competencias de otros ministerios, y ha pedido que se contemple como un recurso a proteger con los
superávits económicos de las entidades locales. También ha trasladado que las medidas en materia fiscal y
laboral, como los Ertes, la dotación de liquidez y la protección al desempleo, se mida su efectividad para el
sector y que se mantenga más tiempo dadas las características que afectas a los y las profesionales de la
cultura.

Además de las acciones que adopte cada comunidad autónoma en el ejercicio de sus competencias, la
consejera Esnaola ha pedido un compromiso por parte del ministerio para que lidere algunos de los planes
con el objetivo de obtener una mejor incidencia.

En el trascurso de la reunión, la consejera ha trasladado que uno de las líneas de actuación que considera
prioritarias es la del fortalecimiento del sector para que pueda afrontar esta crisis y no le ocurra como en la
pasada de la que salió frágil y debilitado. Para ello ha propuesto que deberían darse avances en la
profesionalización del sector, en la aprobación de Estatuto del Artista y en el reconocimiento de las profesiones vinculadas a la cultura para dotarla de una estructura clara y consolidada.

Por último, ha señalado la necesidad de que se dé un apoyo a la internacionalización de los agentes
culturales facilitando y apoyando el acceso a las convocatorias de ayudas de la Unión Europea.

Verificado por MonsterInsights